All for Joomla All for Webmasters

Noticias

EL CAFÉ Y SU ECOCIDIO, AL RIO LEMPA.

Sinuapa, Ocotepeque, Honduras, 22 enero 2017. El Río Lempa en la Cuenca Alta, tiene un color a café espeso, hiede a muerte y sobre él navegan miles de peces muertos, ahogados por las aguas mieles que descargan los beneficios de café “que vienen de (Esquipulas) Guatemala”, denunció Edwin Padilla, un agricultor de Aldea Píñuelas, a 430 kms, al oeste de Tegucigalpa, la capital hondureña.

Hasta allí, llegaron doce periodistas de El Salvador y Guatemala, ante la solicitud de Padilla y de la Mancomunidad Trinacional Fronteriza Río Lempa, MTFRL, para denunciar el genocidio a la vida acuática por parte de las aguas negras y de las aguas mieles (aguas con pulpa de café) descargadas por los beneficios, cuando existe una sobre producción, principalmente de diciembre a febrero.

“Estamos nuevamente tristes, por la situación que está pasando el río Lempa, por las aguas mieles que tiran de nuestro país vecino, que es Guatemala, (de lo) cual nos sentimos tristes e impotentes por no poder hacer nada, porque ha muerto toda la vida acuática del río” denuncia Padilla, mientras sostiene en sus manos cadáveres de peces y un cangrejo.

“Hacemos un llamado a la Ministra de Medio Ambiente de El Salvador, Lina Polh, al actual Ministro y Vice Ministro Alfonso Alonso, de Guatemala, y un llamado al Ministerio de Ambiente de Honduras, para que constituyan una mesa Trinacional y encuentren alternativas inmediatas y urgentes a este problema que por más de 10 años, las comunidades de la cuenca del río Lempa han venido denunciando”, que los Estados  asuman su responsabilidad y el reto de ayudarle a estas comunidades a tener un ambiente limpio”, manifestó el Gerente General de la Mancomunidad Trinacional, Héctor Aguirre.

“En este contexto, la Mancomunidad y los empresarios de la Región estamos ya sentados en una mesa, dialogando en la búsqueda de soluciones, no obstante, los gobiernos centrales son los llamados a estar convocando a los actores de este territorio trinacional, para buscarle alternativas a este Ecocidio, que es intolerable, es insostenible y es inaudito”, enfatizó.

Para la Trinacional, “la solución pasa por que los Estados apliquen la legislación de los países,  se le apoye al sector privado de esta región a reconvertir la industria cafetalera, a invertir en este sector para que pueda seguir generando empleo y el desarrollo de la economía, pero que también, ellos asuman como empresarios, la responsabilidad de no hacer este tipo de descargas contaminantes”, es decir, debe existir una corresponsabilidad de ambas partes, donde los empresarios inviertan en nueva tecnología amigable con el medio ambiente, sugiere Aguirre.

El mal olor aumenta a medida subimos el río, donde las aves de rapiña ya ni se comen los peces pequeños, solo los grandes, es decir, aquellos que lograron crecer, “tenemos 10 años de estar sufriendo esta contaminación”, agrega Padilla.

 Antes, Edwin alimentaba a su familia con peces, ante la contaminación se convirtió en un agricultor, pero hoy debe saber qué cultivar, “porque el agua está tan contaminada, ya no siembro cebolla ni chile dulce (chile verde)”; explica, mientras un hato de ganado cruza el río sin beber agua, “se enferman si bebe el agua”, añade.

“Aquí habían peces como el sábalo que llegaban a medir hasta 50 cms, hoy mire a lo que llegan (6 cms)”  explica Alfonso Polanco, un anciano de 85 años de Piñuelas, mientras da clases de Ictiología a los periodistas, nombrando los tipos de peces muertos: guapote, tepemechín, sábalo, y camarón y cangrejos de río, etc.

La Mancomunidad Trinacional y el Centro Universitario de Oriente de la Universidad de San Carlos de Guatemala, CUNORI – USAC, realizan desde 2013, cuatro monitoreos al año, de la calidad del agua, desde esa fecha la contaminación aumento; en febrero 2017 se determinó que calidad es “regular” y “mala”, por lo que ya no es apta para el consumo humano.

El monitoreo desarrollado en 34 vertientes (pequeñas quebradas y ríos) de Guatemala (20), Honduras (8) y El Salvador (6), los cuales dan origen y forman al río Lempa en la Región del Trifinio; todos están contaminados y su degradación aumenta según épocas del año. “El agua no es apta para el consumo humano, inclusive en muchos lugares no es apta para bañarse, mucho menos para la producción agrícola”, expresó Héctor Aguirre.

“Todos los puntos que hemos muestrado tienen valores menores a 40 mg/l, eso significa que la calidad del agua es - regular y mala - en los distintos tramos del río; en el resto de los tramos no hemos encontrado la calidad del agua, ni buena ni excelente, traducido significa que esa agua no es apta para el consumo humano”, manifestó Ramiro García, jefe del equipo de monitoreo del CUNORI – USAC.

El Río Lempa nace en Olopa, Chiquimula, Guatemala, donde inicia un recorrido de 422 kilómetros, Guatemala (31,4 km), ingresa a Honduras (31,4 km) y desemboca en el Pacífico de El Salvador (360,3 km). Este último país, lo utiliza para la generación de energía eléctrica,  agricultura y proveer de agua potable a unas 800 mil personas del área metropolitana de San Salvador, sin embargo, no  poseen ningún proyecto de protección al mismo.

 

Leer:

INFORME CALIDAD DE AGUA 2017: AGUA DEL RIO LEMPA NO ES APTA PARA CONSUMO HUMANO.

 

MANCOMUNIDAD PIDE APOYO A MESA DEL CAFE TRINACIONAL PARA DISMINUIR CONTAMINACION DE RIO LEMPA

 

RESCATEMOS EL RIO LEMPA